Los dos síntomas premenstruales más comunes en las mujeres Latinas

 

Este artículo abarca los dos síntomas más comunes que experimentan las mujeres Latinas durante su ciclo menstrual. Los dos síntomas más comunes son el síndrome premenstrual (PMS) y la dismenorrea. Este artículo ayuda a las mujeres Latinas a manejar el síndrome premenstrual y la dismenorrea para que puedan continuar con su vida sin ninguna limitación.

Síndrome Premenstrual (PMS)

En Estados Unidos, el síndrome premenstrual es un término aplicado a la recopilación de problemas psicológicos y fisiológicos que afectan las emociones y el cuerpo de la mujer. Para poder calificar como síndrome premenstrual, estos síntomas deben ocurrir durante los días premenstruales al ciclo menstrual y usualmente no deben continuar cuando para el flujo menstrual.

En Estados Unidos, más o menos tres de cada cuatro mujeres tienen síndrome premenstrual . Aproximadamente del 31% al 61% de dichas mujeres son adolescentes. Estos números también son un reflejo de la mujer Latina en Estados Unidos.

El síndrome premenstrual es más común en mujeres en sus primeros años alrededor de los 20’s y en sus últimos años en los 40’s. El síndrome premenstrual empeora durante los últimos años de los 30’s a los 40 años cuando la mujer se va acercando a la menopausia. El síndrome premenstrual es menos común en mujeres que nunca han estado embarazadas. Ciertos desórdenes mentales aumentan el riesgo de que una mujer experimente el síndrome premenstrual, como por ejemplo si tiene una historia familiar o personal de desorden depresivo mayor, depresión postparto, o cualquier otro desorden de humor afectivo (desorden afectivo de temporada).

En la tabla siguiente se encuentra una lista de síntomas comunes emocionales y físicos que la mujer Latina puede experimentar durante el síndrome premenstrual.

Síntomas Emocionales Síntomas Físicos
Depresión Inflamación de manos y pies
Llanto Malestar estomacal
Desesperanza Inflamación estomacal
Irritabilidad Estreñimiento
Ansiedad Diarrea
Enojo Antojos
Confusión Dolor de cabeza
Falta de Memoria Dolor muscular
Alteración de juicio Dolor de espalda

Se les recomienda a las mujeres llevar un calendario con la lista de síntomas y los días en los que se han presentado, para así mostrárselas a su doctor para que las pueda asistir en un diagnóstico de síndrome premenstrual.

Algunos de los síntomas fisiológicos asociados con el síndrome premenstrual son alguna veces referidos como dismenorrea. Dismenorrea se refiere a la incomodidad que comienza varios días antes o el día que comienza el flujo menstrual.

Aproximadamente el 90% de las mujeres adolescentes sufren de dismenorrea. Esta es la razón más común de ausencia en la escuela o en el trabajo de mujeres adolescentes o en sus 20’s. Esta estimado que el 85% de mujeres Latinas adolescentes del noveno al doceavo año escolar experimentan dismenorrea. Esto es considerado más alto que las mujeres no Hispanas en Estados Unidos.

Dismenorrea es más común en mujeres jóvenes. Fumar, obesidad y un antecedente familiar de dismenorrea aumentan el riesgo a que una mujer pueda presentar dismenorrea.

Los síntomas de dolor de dismenorrea pueden ser calambres en el área abdominal baja, un agudo dolor intermitente, cuerpo adolorido o dolor de espalda. El malestar tiende a desaparecer al ir disminuyendo el flujo menstrual.

Tratamiento para el Síndrome Premenstrual y Dismenorrea

Algunos medicamentos sin receta médica pueden dar alivio a pacientes con síntomas de síndrome premenstrual o dismenorrea medios o moderados. Los medicamentos anti-inflamatorios son los únicos medicamentos sin receta médica que pueden tratar de manera efectiva la dismenorrea. Los medicamentos sin receta como el paracetamol no pueden tratar la dismenorrea. Tabletas Analgésicas Flanax, otorgan el alivio más prolongado para los síntomas de dismenorrea en las mujeres debido a su acción de duración prolongada.

Para los calambres de dismenorrea, puedes aplicar calor en la parte baja del abdomen con cojines calientes eléctricos o envolturas de calor terapéuticas.

Los diuréticos son también seguros y efectivos ya que eliminan la retención de agua temporal, inflamación, hinchazón y el sentimiento de estar lleno que generalmente viene acompañado con el síndrome premenstrual. Estos síntomas no ocupan un rol importante en la dismenorrea.

La pirilamina es un antihistamínico utilizado regularmente en productos menstruales. Supuestamente dan alivio a los cambios emocionales o de estado de ánimo. (por ejemplo, ansiedad, tensión nerviosa, irritabilidad), reduce síntomas de retención de agua y reduce la severidad de los calambres y el dolor de espalda. Sin embargo, todavía no esta comprobado que sean seguros y efectivos para ningún síntoma menstrual. También tienen el riesgo de somnolencia. Hasta que el U.S. Food & Drug Administration (FDA) apruebe los estudios demostrando su eficacia y seguridad, deberás evadir los productos que contenga pirilamina.

Si tu dismenorrea no es aliviada con un medicamento anti-inflamatorio sin receta, deberás acudir al doctor para un tratamiento adicional.

Reducir el malestar del síndrome premenstrual

Muchas mujeres experimentarán uno o más problemas relacionados a sus ciclo menstrual. Los dos problemas más comunes son el síndrome premenstrual y los dolorosos calambres menstruales (dismenorrea).

Estos son algunos pasos que puedes seguir para disminuir el impacto del síndrome premenstrual y dismenorrea en tu vida, incluyendo cambios simples de estilos de vida y el uso de medicamentos sin receta médica.

Cambios de estilo de vida para el síndrome premenstrual

El primer paso es manejar el malestar del síndrome premenstrual y prestar atención a decisiones saludables y de estilo de vida simples. Muchas mujeres Latinas con síntomas leves puedes reducir el síndrome premenstrual simplemente siguiendo estos pasos. Deberás tomar mucha agua para ayudar a reducir el sentimiento de inflamación, reduciendo el agua que tu cuerpo retenga y mejorando la sensibilidad en el pecho. Sin embargo, los mejores líquidos son agua y jugos de frutas. Cuando tomas por lo menos seis vasos de agua al día, ayudas a tu cuerpo a desechar los excesos de agua y sal que tu cuerpo ha retenido durante el síndrome premenstrual. No deberás ingerir refrescos especialmente los que contienen cafeína. Los refrescos pueden hacerte sentir más inflamada.

En lugar de ingerir dos o tres grandes cantidades de comida al día, deberás comer pequeñas cantidades de comida de manera frecuente sin dejar pasar más de tres horas entre cada comida o colación. Deberás aumentar el ingreso de carbohidratos complejos (que son encontrados en granos, cereales, pan, pasta, verduras y frutas) en tu dieta. Deberás evitar el comer demasiado. A muchas mujeres les ayuda el mantener una dieta baja en sal, pero deberás consultarlo con tu doctor antes de comenzar este tipo de dieta por ti misma.

Deberás ponerte una meta de tratar de evitar cafeína, alcohol y azúcar simple (por ejemplo, dulces y refrescos). No fumar ya que el fumar empeora el síndrome premenstrual.

Deberás realizar una actividad aeróbica de manera regular una vez al día durante el mes. Una buena meta semanal es 1) 2.5 horas de actividad física moderada o intensa, 2) 75 minutos de una actividad aeróbica vigorosa e intensa y agregar ejercicios de fuerza muscular uno o dos días.

Deberás tratar de dormir 8 horas cada día. Deberás aprender hábitos de sueño e higiene para controlar el insomnio antes de consumir algún medicamento.

Consulta a tu doctor si estos simples pasos no ayudan a que los síntomas desaparezcan, o si los síntomas son tan severos que tu habilidad de realizar actividades normales es limitada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s